Si hago ejercicio… ¿Puedo comer lo que quiera?

Muchas personas hemos caído en la creencia de que, si hacemos ejercicio, podremos consumir lo que queramos. Sin darnos cuenta de que para llevar una vida saludable, nuestra alimentación debe ir de la mano con nuestro entrenamiento. Lo que quiere decir que debemos equilibrar las calorías quemadas con las calorías que consumimos. Por lo tanto, la respuesta es no. No podemos comer lo que queramos cuando queramos, a pesar de que hagamos ejercicio y a continuación te explicaremos el porqué.

Para empezar, ¿Qué sentido tiene hacer ejercicio para estar saludable o quemar calorías, si es que de todas maneras, introduciremos azúcares y grasas no saludables a nuestro cuerpo cuando queramos?

Es importante entender que cada persona es un mundo distinto, que cada cuerpo y que cada organismo es diferente. Hay quienes tienen un metabolismo acelerado, lo que les facilita quemar más calorías. O quienes tienen un metabolismo más lento, que necesita más esfuerzo para asimilar la comida, por lo que no es recomendable ingerir más calorías que las que su cuerpo puede quemar. Además, no es lo mismo consumir 1200 calorías que consumir 2000 calorías, haciendo el mismo ejercicio de siempre, puesto que si consumes más calorías, tendrás que hacer el ejercicio correspondiente para perder las que están demás.

¿Te das cuenta? este proceso requiere de un equilibrio justo.

La alimentación es importante para todo el mundo, ya sea un deportista o una persona que no hace ejercicio diario. Depende de cada uno, renunciar a alimentos que perjudican a su salud y el proceso de llevar una vida fitness. Renunciar, no quiere decir que de vez en cuando no podrás comerte un pequeño capricho, pero si quiere decir que debes escoger el momento adecuado y no volverlo un hábito. Claro está, que estos gustitos, se pueden dar cuando llevas una vida activa, para mantener tu peso y no aumentarlo. Si no estás en constante movimiento, tu entrenamiento no compensará los excesos que has llevado a tu cuerpo.

Por último, aunque hagas ejercicio, no es recomendable consumir cualquier tipo de comida que no sea saludable. Si quieres empezar una vida Fitness, es necesario que encuentres un equilibrio entre lo que comes y lo que quemas. Si siempre mantienes tu vida sana, de vez en cuando podrás darte un capricho, pero jamás, lo vuelvas algo diario. Y recuerda que ninguna rutina de ejercicio puede contrarrestar los efectos de una mala alimentación.

Compartir 🙂
Artículo anterior¿Conoces del Trash Cooking?
Artículo siguiente¿Para qué voy a estirar?

Síguenos

Síguenos en nuestras redes sociales y recibe más contenido fitness.

Related Articles